Noticias

Las Fuerzas Armadas, la política y la nueva Constitución en Chile

Si comparamos el proceso de formación de las nacionalidades en el mundo, a partir de las cuales surgen los Estados-naciones, veremos que, en las naciones europeas, el hecho fundamental de la constitución de la vida nacional no es la hazaña militar. A lo más, lo militar se constituye en el hecho que consolida los Estados burgueses, pero no las nacionalidades, cuya formación es anterior a ese Estado.

 

Los “padres de la patria” en aquellos países (si es que existe ese concepto), no son nunca los héroes militares. En nuestro país (como en casi toda Latinoamérica), el proceso de surgimiento del Estado y la nacionalidad (una vez marginados de esta a los pueblos originarios) se confunden y se cristaliza nítidamente en la hazaña militar del ejército. Así, nuestras FF.AA. surgen no sólo encarnando los intereses de una clase, sino que, transmutando esos intereses particulares en generales, se sienten depositarias de un llamado “ser nacional”.

 

Por otra parte, tales imágenes se identificarán con un orden estable, con un Estado visto como un bloque sin fisuras. Por esta razón, apenas el poder civil muestra sus contradicciones y el Estado se presenta no ya como uno, sino desgarrado por particularidades y partidos, las FF.AA. sentirán que su propia razón de ser institucional entra en crisis. Para estas, no hay poder al que deban estar sometidas, si no es un poder unívoco, no contradictorio. Toda forma política asentada en la oposición de contrarios dentro del Estado les parecerá subversiva de las únicas condiciones en las cuales deben ser subordinadas al poder civil.

 

Por Galo Eidelstein

Ingeniero Civil y Psicólogo

Magister en Seguridad y Defensa

 

  • Para poder leer completos todos los artículos, adquiera la Revista Alternativa en papel digital a solo $2.000. Escríbanos a contacto@ical.cl

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *