Pablo Monje-Reyes / Administrador Público y Magíster en Gestión y Políticas Públicas / Columnista ICAL / Marzo 2018

El próximo 5 de mayo se celebran los 200 años del natalicio de Karl Marx (1818 – 1883). Uno de los intelectuales alemanes del siglo XIX más influyente y revolucionario en el desarrollo del pensamiento político, filosófico y económico de izquierda. Su obra es de carácter mundial hasta nuestros días. En este pequeño artículo se intenta hacer una síntesis histórica de su obra. La vida de Marx muestra su compromiso con el desarrollo del pensamiento crítico y de clase. Coloca en el centro el rol de la clase obrera en las transformaciones políticas. De la misma manera abre y funda un arsenal de conceptos de análisis para comprender el funcionamiento del capitalismo y su desarrollo. Propone método de análisis histórico. Desarrolla con detalle y disciplina el análisis de la coyuntura de la lucha de clases, de la lucha política de su época. Es el padre de la teoría revolucionaria y de las ideas para construir el socialismo.

Su pensamiento filosófico y político surge de la influencia de Hegel cuando estudia de Derecho en la Universidad de Berlín (1836). Es un hegeliano de izquierda. Se doctora con la tesis “Diferencias entre las filosofías de la naturaleza de Demócrito y Epicuro”. Inicia su participación político intelectual dirigiendo la Gaceta del Rin, periódico de orientación hegeliana. Este instrumento de debate político es sometido a censura y cerrado por el gobierno prusiano. Marx inicia su periplo de exilio por Europa que dura hasta los últimos días de su vida. En 1843 se instala en París y se integra a la Liga de los Justos, predecesora de La Liga de los Comunistas. En este año redacta “Introducción a la crítica de la Filosofía del derecho de Hegel”.  En 1845 redacta los “Manuscritos  económicos – filosóficos”. Conoce a L. Blanc, Proudhon y Bakunin, con quienes inicia un debate sobre las leyes de la historia y el socialismo utópico. Inicia amistad con Frederic Engels. Comparte con él, el debate sobre el socialismo y la lucha de clases. Es expulsado de Paris en 1845. Se traslada a Bruselas. Inicia su trabajo con Engels y publican “La Sagrada Familia” 1845; “Las tesis sobre Feuerbach” 1845; y “La ideología Alemana” 1846. Comienza su ruptura con los socialistas utópicos. Ruptura que se cristaliza con la publicación de “La Miseria de la Filosofía” 1847 crítica directa al pensamiento de Proudhon.

En 1848 con Engels escriben el “El manifiesto del Partido Comunista”. Obra en la cual se entregan los principales elementos de cómo se desarrolla la lucha de clases, se aplica con claridad la conceptualización política del socialismo, y como se debe entender el poder y su uso para los obreros. Es expulsado de Bélgica. Vuelve a Colonia donde dirige la “Nueva gaceta Renana”. En 1849 publica el “Trabajo Asalariado y Capital”. Vuelve a ser expulsado de Alemania. Se instala en Londres Inglaterra hasta los últimos días de su vida. En 1850 escribe “La lucha de clases en Francia”. Inicia sus estudios de economía – política en forma intermitente. En 1852 publica “El 18 Brumario de Luis Bonaparte”, obra de análisis político de coyuntura de Marx, utilizando el análisis de la lucha de clases y correlación de fuerzas en la misma.  Establece una periodización histórica que le permite distinguir, para explicar estas transformaciones, los cambios en la correlación de fuerzas, la especificidad orgánica y los intereses de cada una de éstas, hasta arribar al cambio culminante: el golpe de Estado.

En 1859 publica “Contribución a la crítica de la economía política”. Retoma los estudios de economía política. Es una obra en donde Marx comienza el análisis del capital, explica que es la mercancía, describe con maestría el problema de las relaciones sociales como relaciones económicas, el concepto de alienación social, y los mecanismo mediante el cual el sujeto es enajenado; problematiza el concepto de fuerza de trabajo como valor de cambio y valor de uso. Observa que el trabajador mismo es tomado como mercancía, como máquina de producción. Conceptualiza la explotación a partir del trabajo excedente o plustrabajo,  y su capacidad de generar plusvalor, es decir, la ganancia adicional que el capitalista se apropia. En 1863 reinicia el estudio del Capitalismo, con la redacción del “El Capital”. En 1865 finaliza la primera redacción del el primer libro de “El Capital”. Esta obra se reconoce como no terminada y revisada por Engels, el libro dos (1885) y tres (1894) de “El Capital” son publicadas post morten de Marx. Es una obra que estudia en profundidad en el libro 1: la transformación de la mercancía en dinero, transformación del dinero en capital, la plusvalía, el salario, y el proceso de acumulación del capital. En el libro II: La metamorfosis del capital y su ciclo, la rotación del capital y la reproducción y circulación del capital social global. En el libro III: La transformación de la plusvalía en ganancia, la transformación de la ganancia en ganancia media, ley de la tendencia decreciente de la cuota de ganancia, el capital comercial, el capital productor de interés, la renta del suelo, y la renta y sus fuentes.

En 1871 retoma el análisis político con la obra “La guerra civil en Francia”. En este trabajo analiza toda esta experiencia y pone encima de la mesa las características de lo que tiene que ser el poder obrero. La Comuna elimina el ejército permanente sustituyéndolo por el pueblo en armas; frente a la falsa idea de la división de poderes como máxima expresión de democracia, la Comuna se convierte en una corporación de trabajo, ejecutiva y legislativa al mismo tiempo. Además, todo aquel que fuese elegido para desempeñar un cargo público debía ser revocable en cualquier momento. Sólo de esta forma se puede destruir todo el aparato represivo y burocrático que durante años había servido para aplastar cada vez más y más al proletariado.

En 1875 redacta “La Crítica del programa de Gotha”. Esta obra también es publicada post morten de Marx. Es interesante porque, con ocasión de la crítica al socialismo de Estado de Lassalle, plantea la distinción conceptual entre socialismo y comunismo, o “primera fase” y “fase superior” respectivamente. Aquí se expresa con claridad la idea del materialismo histórico y su método análisis. En 1883, fallece Marx en Londres. Desde 1883 el marxismo comienza a recorrer el mundo como un fantasma que remece a la burguesía.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *